La rutina del pie diabético

Pies sanos

Revisa diariamente tus pies

Los pacientes diabéticos deben hacer una rutina de revisar sus pies diariamente. Sabemos que en los diabéticos se altera la sensibilidad de las extremidades, sobre todo cuando ha habido un periodo largo de descontrol en las cifras de glucosa. En esta situación, conocida como Pie Diabético, es más probable que un paciente sufra una lesión pequeña en la planta del pie o entre los dedos. Como no hay dolor, es difícil identificar la lesión si no se busca intencionadamente. Sin tratamiento, estas pequeñas lesiones fácilmente se infectan y las infecciones en Pie Diabético conllevan un riesgo muy elevado de amputaciones de dedos, de la mitad del pie, o en los casos más graves, hasta por debajo o arriba de la rodilla.

El Centro Especializado en Diabetes cuenta con un equipo de especialistas que han tratado con éxito casos avanzados de infecciones en pie diabético, evitando amputaciones mayores. Sin embargo, la mejor prevención la pueden hacer los propios pacientes, utilizando calzado cómodo, revisando las plantas de sus pies y regiones entre los dedos todos los días después del baño y manteniéndolos adecuadamente lubricados. Y cuando se identifica una lesión, por pequeña que sea, ésta debe ser revisada por un especialista.