Vigile ese mal humor

Los cambios de ánimo pueden ser un síntoma de pre-diabetes

Por: Natalia Vitela / Periódico Reforma / Junio 2012


Amanece contento y de buen humor, pero en el transcurso del día su ánimo se va tornando irritable y malhumorado. Antes de autodiagnosticarse como bipolar, enfermedad mental que no tiene nada que ver con lo antes mencionado, más vale que se considere la posibilidad de tener pre-diabetes o diabetes

Uno de los principales elementos que nutren al cerebro es la glucosa. En consecuencia, las variaciones de glucosa que recibe y puede utilizar provocan que las personas presenten alteraciones de ánimo, explica José Alberto Rojas, director médico del Centro Especializado en diabetes.

Esto tiene que ver con un manejo inadecuado de la insulina, hormona que se produce en el páncreas y que permite que la glucosa entre en las células y pueda ser utilizada. Cuando las personas tienen pre-diabetes o diabetes existe una alteración que ocasiona que la insulina no se pueda utilizar correctamente.

“Cuando esto sucede los niveles de glucosa varían. Principalmente se ven elevados y cuando existen niveles altos se da una glucotoxicidad, es decir, se vuelve tóxica y uno de los órganos que se ve más afectado es el cerebro y se ve representado en cambios en el ánimo”, asegura el especialista.

Rojas menciona que uno de los principales síntomas del paciente con pre-diabetes es la distimia o fluctuación en el ánimo.

“De tener buen ánimo se pasa a la irritabilidad e incluso hay fases depresivas. Está perfectamente establecida la relación entre el mal control de la glucosa en los pacientes diabéticos, y la depresión. Hasta un 38 por ciento de los pacientes con diabetes mal controlada pueden presentar esta última enfermedad”, precisa.

Indica que hay pacientes diabéticos a los que se les llega a bajar abruptamente la glucosa. “De tal forma que se desorientan, se enojan, se vuelven agresivos. Cuando empiezan a tomar glucosa otra ve, esto pasa. Es una hiperglucemia por medicamentos”.

Otro de los efectos es que cuando el cerebro no usa bien la glucosa se ven cansados.

El experto recomienda a las personas que observan cambios de ánimo, es decir, que habitualmente están bien y de repente están intolerantes e irritables, solicitar una consulta con su médico general y realizarse exámenes.

Así mismo, aconseja disminuir la cantidad de azúcares refinados que consume. “Estamos muy acostumbrados a azúcares refinadas. Debe haber un cambio y preferir el pan integral, las pastas integrales…”.

Un consejo que proporciona es comer las frutas enteras en lugar de hacerlas jugo.

Vigile ese mal humor

Descarga el artículo original.



reforma.com

Fuente: Reforma.com